Quisiera que sonrías




Quisiera ser la lágrima que brota de tus ojos
para que al salir de tí no vuelva jamás,
y te quite esa pena por la que sufres mucho
de no ver en tu alma un nuevo amanecer.

Quisiera que sonrías al recordar momentos,
residuos de ilusiones que viven en tu ser,
no en vano has aprendido que la vida pasa y pasa
el destino hay que aceptarlo y no hay que lamentar,
en la paz hay alegría y en la alegría hay amor.

Pienso que la flor al amor se asemeja
y hay que regarla para que no muera
y después en un libro poderla guardar
como en un refugio aunque esté seca
para cuando llegue el otoño,
su recuerdo no se separe de ti


No hay comentarios:

Publicar un comentario