Amor en la pareja

En la vida sentimental siempre anhelamos una relación democrática, equilibrada y justa todos estos sinónimos juntos es la utopía de toda persona que desea vivir en pareja, sin embargo los embates de la vida cotidiana el estrés laboral, familiar e incluso la búsqueda del yo. Los egos son siempre objeto de disputas en una relación. Es ahí donde la personalidad más débil se subordina ante el más fuerte. Con conocimiento o no, el débil se somete a los múltiples tratos deseos del fuerte para la “armonía” de la relación conveniente claro esta del fuerte. Las personas sometidas son conscientes de esta relación sin embargo hay una adoración por decirle menos hacia la persona dominante. Pero por diversos factores entre ellos económicos sentimentales, psicológicos se continúa con esta relación dañina no sola para la persona sometida sino también para el dominante, ya que esta persona se convierte en un tirano en todas sus dimensiones que afectaría básicamente en su familia trabajo y relaciones sociales. Y la que lleva la peor parte es la persona dominada que sufre en fondo de su ser la dominación, la falta de autonomía y en última instancia aunque algunas personas no crean hay un cierto amor masoquista. Estos tipos de relaciones dañinas no progresan para bien y si duran se crea una mella en la autorrealización del dominado una amarga estadía en esta vida si opta por vivir así, sin embargo hay un cierto egoísmo porque el dolor no solo se dirige hacia ella sino que arrastra a los hijos a este ejemplo de vida. Ahora conociendo esta problemática desde mi modesta perspectiva, es muy importante conocer a la pareja sus defectos y virtudes, sin embargo si en la balanza pesa más los defectos entre ellos el de ser dominante entonces pensemos no solo en el presente sino también en el futuro no carguemos con la consigna de que va a cambiar por amor es mentiraaaaaaaaaaaa, ahorrémonos ese trabajito y dejémoslo para los padres. Y sobre todo no seamos egoístas pensemos en nuestros hijos que son como una esponja que absorben todo el ejemplo. Un hogar lleno de dominación no es un hogar sano y sobre todo, piensa en ti en tu salud mental, tu paz interior y el amor hacia uno mismo.

1 comentarios :

Palabras de amor Escribió

Hola, muy padre tu escrito he, la verdad me has dejado impresionado, dices cosas muy ciertas y muy bonitas, gracias por siempre estar compartiendo lindas palabras con todos tus visitantes.

un saludo y viva el amor :)

Publicar un comentario